ALIAS GRACE

 

Si la protagonista se llama realmente Grace, ¿por qué razón Margaret Atwood titula su novela Alias Grace? Un alias es un nombre falso, que esconde la verdadera identidad. Ocurre que nada es seguro en el relato de vida de esta joven. El personaje tuvo existencia histórica, pero nunca llegó a conocerse su grado de culpabilidad en los crímenes por los que recibió condena de cadena perpetua a los dieciséis años. Al reconstruir la historia un siglo y medio después, la escritora canadiense explota magistralmente esa ambigüedad. Un psiquiatra ⎼personaje ficticio⎼ interroga a Grace cuando ya lleva quince años en prisión. En sucesivos encuentros ella le irá contando su historia: fue una niña pobre y maltratada, llegó de Irlanda con su familia y trabajó como criada desde los doce años. Mientras dialogan y se arma la trama de lo ocurrido ⎼con abundantes “baches” debidos a supuestos olvidos o incluso ocultamientos⎼, ella realiza labores de costura, que a menudo consisten en unir trozos de tela para formar un “quilt”. El paralelismo es claro: Grace tiene en sus manos la aguja y el hilo con los que cose su historia. Alias Grace (Salamandra, 2017) desnuda la mirada impiadosa de la sociedad del mil ochocientos hacia la mujer, especialmente si es pobre.

 

Diana Raschelli de Ferraris

 

  • Alias Grace
  • Margaret Atwood
  • Salamandra
  • 2017
  • 528 páginas
  • ISBN 9788498388176
WhatsApp chat