LA EDAD DEL AGUA

Muchas cosas se entrecruzan en la novela de Marcelo Carnero, pero todas marcan, sin dudas, un mundo y un tiempo marginal. El agua, presente siempre. Pero siempre en formas distintas, en situaciones diferentes, en lugares también diferentes: unos, vívidos, reales, otros, inubicables quizás en el tiempo y espacio, casi mágicos u oníricos.
La historia cuenta la desaparición y búsqueda de un joven, hijo de un terrateniente de características más bien mafiosas y además, la del periodista encargado de su búsqueda. Es una trama intrincada donde lo policial, lo social y de alguna forma lo político, aparecen recurrentemente.
Por eso nos cuenta del cruel negocio, o negociado, con el agua, para venderla, dejando a pueblos enteros morir de sed literalmente. De esto se encarga una empresa multinacional explotadora, con la venia necesaria para hacerlo. Se opone un grupo de jóvenes ecologistas quienes luchan en forma despareja y sirven de pantalla oficial. Hay un cura sacrílego que vive con una mujer, muere el padre del narrador, pasan muchas cosas…
Con ese telón de fondo, porque así pareciera estar todo eso en la novela, hay, en forma mucho más concreta y tangible, atentados, droga, muertes, orfandad, abandono paterno, y finalmente la negación de un hijo a un reconocimiento ya tardío.
Muy buen relato, donde los personajes  y los tiempos se alternan. A veces se saltean momentos  para darle voz a otro que dice algo, y el tiempo queda ausente como lo están los personajes, que terminan por desaparecer, intuimos, si no nos lo dice, tan violentamente como ese tiempo que se trunca en la narración.
Novela de temática urticante en el mundo: la escasez del agua potable para muchos. El resto es quizás consecuencia de esto.
Marcelo Carnero tiene una prosa exacta que incluye bellas imágenes poéticas. Y el agua que campea en todo el texto es un buen espejo para ellas.

Irma carbia
  • La edad del agua
  • Marcelo carnero
  • Mar dulce editora
  • año 2018
  • 160 páginas
  • ISBN 9789873731365
WhatsApp chat