UNA SERIE DE CATASTRÓFICAS DESDICHAS

                               

En las dos partes de la novela Una serie de catastróficas desdichas, de Lemony Snicket (Un mal principio y La habitación de los reptiles), conocemos y probablemente nos encariñamos con los huérfanos Baudelaire. Los conocemos desde el momento mismo en que quedan huérfanos y herederos de una gran fortuna. Sus padres dejaron indicado en el testamento que quedaran a cargo de un pariente que viviera en la ciudad y, aunque los niños nunca hubieran oído hablar de él, ese pariente es el conde Olaf. A lo largo de dos libros, el conde Olaf hará de todo por apoderarse de la herencia. A su vez, los niños usarán su imaginación e ingenio para impedirle concretar sus planes. La historia la relata un narrador muy particular, que se mete todo el tiempo, se lamenta por el porvenir de los Baudelaire y nos explica las palabras difíciles, o las que él cree que lo son. También nos avisa, una y otra vez, que la vida de estos huérfanos es una serie de infortunios y que, si queríamos una historia feliz, mejor elijamos otro libro.

Con mi hija de cinco años y medio devoramos los dos tomos en pocos días.

 

Anahí Flores

  • Una serie de desdichas catastróficas 1 “Un mal principio”
  • ISBN  9789873820670
  • Una serie de desdichas catastróficas 2 “La habitación de los reptiles”
  • ISBN 9789873820687
  • Lemony Snicket
  • Penguin Random House
  • Año 2017