FRANZ KAFKA DIARIOS

Al meterme en el diario de un escritor, suelo pensar ¿qué escribió para sí y qué para el lector de este material una vez publicado? Pero esa idea ni siquiera me pasó cerca mientras leía los Diarios de Kafka (Penguin Random House, 2015). Doce años de diarios reunidos en esta edición, nos acercan a su vida: escenas familiares, pensamientos diversos, el teatro, los eternos conflictos con el padre, fragmentos de cartas, el judaísmo, el trabajo en la oficina (y todo lo que eso implicó para él), la salud que, a medida que avanzan los años, pasa de una tendencia hipocondríaca a problemas reales, el amor de su madre, ¡las mujeres!, la constante frustración por querer soledad (“…lo que necesito es una habitación y un régimen vegetariano, casi nada más”) pero al mismo tiempo desear compañía. Anotaciones de sueños (¡imaginen un sueño de Kafka!), las noches de insomnio, trechos de cuentos y novelas (a veces primeras versiones y, otras, material que queda en nada), los obstáculos para escribir, la falta de tiempo para dedicarse al oficio, la insatisfacción ante sus propios textos (sí, a él también le pasaba). Más nos acercamos al año de su muerte, más oscuros se vuelven sus escritos. En 1921, cuando es evidente que escribe mucho menos en los diarios, anota: “…ya no necesito, como antes, cobrar consciencia de esas cosas con todo detalle, en este aspecto no soy tan olvidadizo como era antes, soy una memoria que se ha vuelto viva, de ahí también mi insomnio”.

Y yo como lectora que vivió en sus novelas al leerlas y releerlas, y que ahora está frente a estas memorias desoladoras, sólo tengo ganas de ir a buscarlo esté donde esté y darle un gran abrazo.

Anahí Flores

  • DIARIOS
  • Franz Kafka
  • Debolsillo (Penguin Random House)
  • Año 2015
  • 848 páginas
  • ISBN 9789877250756
WhatsApp chat