FUERZA MAGNÉTICA

El negocio de la salud se muestra al desnudo en la primera novela de Valentina Vidal. Conocedora del ambiente ⎼trabajó durante años en una clínica privada⎼, la autora construye  en Fuerza magnética (Tusquets, 2019) un mundo cerrado y agobiante donde lo mercantil está por encima de lo humano. Tras una fachada medianamente aceptable, la realidad es que los pacientes son poco más que números: la empresa está por quebrar y a los dueños solo les importa salvar su situación financiera. No hay inversión ni mantenimiento básico; los aparatos funcionan mal, faltan insumos. Además, la inminencia de despidos hace impredecible el futuro. En ese ámbito opresor, pacientes y trabajadores persiguen un mismo objetivo: sobrevivir, lo que según el caso puede significar recuperar la salud, resistirse al acoso sexual, o evitar ser despedidos. En capítulos cortos, la acción se desarrolla aceleradamente. Como una grotesca paradoja, la precariedad laboral ha generado una enfermedad que será atendida ahí mismo: Alina, empleada administrativa, contrajo cáncer por la desidia de los directivos al negarse a dar adecuado aislamiento al resonador magnético. Las prepotencias del poder y los indicios de un próximo derrumbe trastornan muchas relaciones. Pero el humor y el sarcasmo conjuran la muerte.

 

Diana Raschelli de Ferraris

 

  • Fuerza magnética
  • Valentina Vidal
  • Tusquets – Planeta de Libros
  • Año 2019
  • 168 páginas
  •  ISBN 9789876705745
WhatsApp chat