EL VENDEDOR DE PASADOS


Un albino angoleño con el auspicioso nombre de Félix Ventura se dedica a esta peculiar actividad: inventa pasados a la medida de sus clientes. “Soy genealogista”, se presenta. Su tarea incluye crear nombres, fotos, documentación y trayectorias de vida. El vendedor de pasados, de José Eduardo Agualusa (Edhasa, 2017), se publicó por primera vez en 2004. Desde los primeros capítulos, pinceladas de estilo borgiano anuncian derivaciones posteriores de la historia. El narrador es un pequeño animal que vive en la casa del protagonista. Con él comparte el rechazo por la luz diurna y llega a desarrollar ⎼hasta donde es posible⎼ una cierta amistad. Ha sido humano en una vida anterior; sus sueños, intercalados como capítulos, lo muestran en interacción con otros personajes. Poco a poco sale a la luz la memoria de humanidad que hay en él. La historia juega con aparentes opuestos: vigilia y sueño, verdad y mentira, memoria y olvido, invención interesada y cruda realidad; sin embargo, los límites se desdibujan y los opuestos no lo son tanto. “El pasado es un río que duerme (…) pero despiértalo y saltará en un alarido.” Ese reciente pasado violento de Angola se desplomará sobre los personajes. Y aun así, la novela desborda de magia y ensoñación.

 

Diana Raschelli de Ferraris

 

  • El vendedor de pasados
  • José Eduardo Agualusa
  • Riverside Agency
  • Año 2017
  • ISBN 9789876284486
WhatsApp chat