LUCES CALIENTES

 

Hay dos grandes partes en la novela Luces calientes, de Walter Lezcano. La primera es coral: voces de muchos personajes, unos con mayor y otros con menor participación, van contando cómo se conocen entre sí, cómo pasan el tiempo, cómo surgió, casi de la nada, una banda de rock. Las voces, a veces, tienen un aire fantasmal. Tal vez porque hablan de algo que, sabemos, se va a derrumbar. En esta primera parte se construye también una historia de amor turbulento entre dos adolescentes. Hasta que ocurre la gran tragedia, trasunto de Cromañón, y a partir de entonces, así como la vida de todos cambia, la novela no puede seguir el ritmo que traía: deja de ser coral y pasa a primera persona, con algunos fragmentos de un diario íntimo.
Luces calientes atraviesan mi mente, cantaba Luca Prodan en El ojo blindado.
En Luces calientes (Tusquets, 2018), la soledad y el vacío atraviesan a los personajes principales.

 

Anahí Flores

 

  • Luces calientes
  • Walter Lezcano
  • Tusquets
  • Año 2018
  • 184 páginas
  • ISBN 9789876705028
WhatsApp chat