CADÁVER EXQUISITO

La carne es carne. Sea de animal o de humano. Para comer un animal (o un humano), hay que matarlo antes. Si alguna vez se naturalizó la idea de comer animales en nuestra sociedad, ¿qué impide que se vaya a naturalizar, también, el consumo de carne humana si nos hacen creer que “es necesario”? Hacemos experimentos en animales, los tratamos como objetos, les inyectamos drogas en cantidades absurdas para ver si las soportan y así fabricar productos más confiables para los humanos. Ver como natural el “uso” de animales para lo que sea, es el primer paso para, en algún momento, ponerlo en práctica con humanos. La novela de Agustina Bazterrica, Cádaver exquisito (Alfaguara, 2017), que acaba de sacar el premio Clarín de novela, está ambientada en una sociedad distópica en la cual se crían humanos para consumo humano. En esa sociedad, Tejo, que trabaja en un frigorífico, se abstiene de comer carne e intenta sobrevivir a las contradicciones violentas de su entorno. Así y todo, en el fondo, está tan metido en el paradigma como todos los demás.

Anahí Flores

  • Cadáver exquisito
  • Agustina Bazterrica
  • Alfaguara
  • Año 2017
  • 256 páginas
  • ISBN 9789870737940
WhatsApp chat