ANTONIO DAL MASETTO

 

Nacido de padres obreros campesinos en Intra (Italia) en 1938, su
familia emigró a la Argentina en 1950, después de la Segunda Guerra
Mundial, para radicarse en Salto. Allí aprendió el castellano leyendo
libros que elegía al azar en la biblioteca del pueblo. No es extraño,
pues, que el tema de la inmigración tenga una fuerte presencia en
algunos de sus textos, como en Oscuramente fuerte es la vida (1990,
reeditado por Sudamericana en 2003) o La tierra incomparable (Premio
Planeta Biblioteca del Sur 1994, reeditado por Sudamericana en 2003). En
su juventud ejerció oficios tan diversos como los de albañil, pintor,
heladero, vendedor ambulante, empleado público o periodista. Su primer
libro de cuentos, Lacre, 1964, mereció una mención en el Premio Casa de
las Américas de La Habana. Recibió dos veces el Segundo Premio Municipal
(por Fuego a discreción, 1983, y Ni perros ni gatos, 1987), y el Primer
Premio Municipal y el Premio Club de los XIII por Oscuramente fuerte es
la vida. También podemos destacar: Siete de oro, 1969, Reventando
corbatas, 1988, Amores, 1991, con ilustraciones de Luis Pollini, Gente
del bajo, 1995, Demasiado cerca desaparece, 1997, Hay unos tipos abajo,
1998 (llevada al cine). Su novela Siempre es difícil volver a casa,
1985, primera incursión en el mundo de Bosque (Sudamericana, 2001),
también fue llevada al cine en 1992. En Sudamericana, además, publicó
El padre y otras historias, 2002, Crónicas argentinas, 2003, y Tres
genias en la magnolia, 2005. Durante años fue un asiduo colaborador del
periódico Página/12 de Buenos Aires. Sus libros fueron traducidos al
francés, al italiano y al alemán.

WhatsApp chat