REVISTA MATEN AL MENSAJERO Año 1 Vol. 1

maten al mensajero

 

 

La revista “Maten al Mensajero” acaba de lanzar en abril de 2014, su primer número. Su director y editor responsable es Santiago Kahn (director también de editorial La parte maldita), quien cuenta con un gran equipo de gente. Editores, directores de arte, correctores, escritores, ilustradores, tienen a su cargo el armado de esta revista original, novedosa y con algo que, a quienes nos gusta mucho leer, privilegiamos: ficción, ficción y más ficción, en sus más variadas formas.

Como se cuenta en el prólogo, esta revista trae textos inéditos en cada nuevo número. Esta es la apuesta, no traer entrevistas o críticas y reseñas, sino acercarle al lector “literatura”, mes a mes, que podràn encontrar en el puesto de diarios más cercano, en las librerías o directamente en su casa a través de la suscripción.

El lector esperará ansiosamente el próximo número, el próximo capítulo, la próxima historia. Yo por mi parte quiero saber como continúa “Los visitantes del agujero del comedor”, escrita en forma de historieta: Guión de Reggiani – Mosquito y Dibujos de A. Mosquito, o “RW” de Gonzalo Penas y CJ Camba.

Aguirre con su “Misantropía”, textos acompañados con dibujos que revelan la crisis de edad, es maravilloso.

Una apuesta que merece ser celebrada y por la que debemos brindar, en un mundo cada vez más digitalizado, el equipo que forma “Maten al mensajero” se juega por una revista en papel, no por una revista digital o un blog. Un grupo de gente que ama la lectura, que  tiene pasión por la escritura, que quieren compartir aquellas historias que merecen ser narradas. Desean llegar a la mayor cantidad de lectores posibles, para que cada número de la revista, sea esperado, deseado, buscado y se transforme en un objeto de colección. Algo como dicen ellos, que se quiera atesorar en la biblioteca. Por esto no quieren darse el lujo de que alguien se lo pierda.

Con una edición impecable, desde la calidad del papel, los diseños e ilustraciones, hasta el cuidado con el que se han elegido los textos, esta revista tiene olorcito a imprenta, a tinta, a pasión por las letras.

Le preguntamos a Santiago por el nombre de la revista a lo que nos respondió:

“Sobre el nombre hay muchas hipótesis. Hay que dejarle margen a la imaginación de los y las lectores, pero claramente hay una inspiración profunda en contradecir la norma, el lugar común, la frase trillada: “no maten al mensajero” es no cargar las tintas con quien nos trae las historias. Acá proponemos lo contrario, las y los autores de la revista vienen a contar historias y a hacerse cargo de ellas. Narrar desde múltiples formas: historietas, novelas por entregas, literatura breve, fotografía.”

Les deseamos a todos los integrantes de este nuevo emprendimiento, muchos años y volúmenes por venir, muchos lectores que se sumen, muchas historias que merezcan ser narradas y valgan la pena contar.

Pueden encontrar a “Maten al mensajero” en facebook /matealmensajero y en Twiter @matenlo.

 Loli Ros
(El almacén de libros)